Camping en La Laguna Quilotoa Ecuador

Laguna Quilotoa Ecuador

Habíamos escuchado muchos mitos acerca de acampar en la Laguna Quilotoa, en Ecuador. Leímos acerca de personas que sufrieron la noche entera por el frío. Inclusive leímos acerca de dos jóvenes que murieron tras querer calentar la carpa con una olla de aluminio llena de carbón, se cree que murieron tras la inhalación de monóxido de carbono. Después de leer esta noticia nuestra primera reacción fue no querer acampar en este paraíso. Sin embargo, luego de llegar al lugar, cambiamos de parecer. Así que acá te cuento cómo logramos acampar a menos de 10 metros de la Laguna Quilotoa.

Nos bajamos de un bus proveniente de Latacunga, el pueblo más cercano a la Laguna Quilotoa. Caminamos unos 100 metros por unas casas campesinas hasta que llegamos al mirador de la laguna. Ese primer acercamiento fue impresionante, yo ya la había visto en fotos, sin embargo, el sentimiento que tuve al verla es indescriptible, tiene una energía muy poderosa.

Mirador Laguna Quilotoa, Ecuador.
Mirador Laguna Quilotoa, Ecuador.

La Laguna Quilotoa tiene un diámetro de más de 3km y su color es verde esmeralda. Se dice que se produjo tras la erupción de un volcán hace más de 800 años. Desde el mirador se puede ver un camino de arena que conduce hasta el borde de la laguna. Sin pensarlo dos veces decidimos bajar para verla más de cerca, dejamos nuestras pertenencias en el centro de turismo para luego iniciar el descenso.

La caminata hasta el borde de la laguna toma alrededor de 1 hora por un camino de arena y piedras, tuve varias caídas, así que les recomiendo ir despacio y a pasos firmes. En el camino se ven varios caballos subiendo y bajando personas, valen 20 dólares, no soy el tipo de persona que apoya el uso de animales para recreación, sin embargo vi muchas personas que utilizaban este servicio.

Camino de arena, Laguna Quilotoa Ecuador

Al llegar a la orilla nos quedamos nuevamente sin palabras. Verla de cerca es una experiencia diferente a verla desde el mirador. Existe la opción de arrendar un kayak para recorrerla, cosa que no hicimos por falta de presupuesto.

Cuando llegamos vimos que había una carpa, no parecía una carpa muy sofisticada ni ideal para el frío, así que decidimos preguntarle a las personas que estaban en ella qué tal noche habían pasado. Para nuestra sorpresa nos respondieron que, a pesar de haber sentido frío, fue una buena noche. Nos miramos a la cara y sin hablarnos ya sabíamos lo que íbamos a hacer: subir por las mochilas (la subida son 2 a 3 horas) para luego volver a bajar (otra hora) y finalmente acampar cerca a la orilla.

Luego de 4 horas de caminata, con nuestra espalda adolorida de cargar las mochilas, estábamos armando nuestra carpa a menos de 10 metros de la laguna y prendiendo el fuego para poder calentarnos. Nuestra carpa es 3 estaciones, sin embargo guarda el calor. Tenemos sleepings de – 10°C (Ricky) y – 25°C (Isa). Creíamos que estábamos preparados para una noche fría.

Orilla Laguna Quilotoa, Ecuador
Camping Laguna Quilotoa, Ecuador

Después de tener nuestra carpa armada nos dedicamos a ver el atardecer y a apreciar cómo el color de la laguna cambia según los reflejos del sol. Al caer la noche no estábamos preparados para lo que vimos. Éramos los únicos acampando, no había una sola persona, solo algunos perritos que nos acompañaron toda la travesía. Y lo que vimos fue la noche más estrellada que he contemplado en todo el viaje, siempre digo que la Laguna Quilotoa está entre mi TOP 5 de lugares para ver las estrellas. Luego de ver varios satélites y estrellas fugaces mientras comíamos unos ricos perros calientes, apagamos el fuego y nos fuimos a dormir.

Fue una noche fría no lo puedo negar, sobre todo en la madrugada. Sin embargo nuestra carpa, nuestras bolsas de dormir, varias capas de ropa y nuestro calor humano provocado por un abrazo que duro toda la noche, nos permitió dormir bien.

Despertar en este lugar fue algo mágico, tienes la laguna para ti solo, nada de turistas (los primeros empiezan a llegar a las 11am). Al desayunar sabíamos que habíamos tomado la mejor decisión, había sido una noche inolvidable, que se quedaría en nuestra memoria por siempre. Ahora quedaban otras 3 horas de caminata, con nuestras mochilas, para volver a la cima, en dos días caminamos más de 8 horas, pero valió la pena completamente.

Carpa Laguna Quilotoa, Ecuador

IMPORTANTE: recomiendo acampar con una carpa de 3 o 4 estaciones, no acampes con una carpa de playa, la vas a pasar realmente mal. Las bolsas de dormir deben ser: confort 0°C extremo – 10°C y si eres friolento como yo mejor una bolsa de dormir que guarde aún más calor. Lleva ropa térmica, gorro y guantes. Mi conclusión es que si tienes el equipo ideal no tendrás problemas para disfrutar de este paraíso natural. La entrada a la Laguna Quilotoa es gratuita y acampar también lo es. No olvides recoger toda la basura y apagar el fuego antes de irte a dormir.

Si van a la Laguna Quilotoa en Ecuador cuéntenme qué tal les pareció, ¿Volverían? ¿Cómo les fue acampando? Si tienen alguna pregunta no duden en escribirme.

Conoce mi Blog

4 Comments on “Camping en La Laguna Quilotoa Ecuador”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: